¿Y si se asusta por la tormenta?

Estamos con alerta por tormentas polo que queremos recordarvos unhas pautas para os nósos doentes.
Pois ben, certa poboación máis sensible, como as persoas con demencia, poden ter unha reacción máis intensa, chegando a pasalo realmente mal. Neste caso nós, como coidadores, podemos tratar de tranquilizar ao noso familiar deste xeito: 
– Explicar a qué se debe ese ruído, que é unha tormenta e que non corre ningún perigo. 
– Ante unha desorientación total, deixar que mire pola ventá para que el/ela se asegure de que o ruído realmente provén da tormenta. 
– Empregar un ton baixo e cálido. Mostrarse amable e comprensivo. 
– Acariciar, masaxear e dar cariño. 
O máis importante é facerlle sentir que está nun lugar seguro no cal o queren e o coidan 🏠.

Estamos en alerta por tormentas por lo que queremos recordaros unas pequeñas pautas para nuestros enfermos.
Pues bien, cierta población más sensible, como las personas con demencia, pueden tener una reacción más intensa, llegando a pasarlo realmente mal. En este caso nosotros, como cuidadores, podemos tratar de tranquilizar a nuestro familiar de la siguiente forma: 
– Explicar a qué se debe ese ruído, que es una tormenta y no corre ningún peligro. 
– Ante una desorientación total, dejar que mire por la ventana para que él/ella se asegure de que el ruido se debe a la tormenta. 
– Utilizar un tono de voz bajo y cálido. Mostrarse amable y comprensivo.
– Acariciar, masajear y dar cariño.

Lo más importante es hacerle sentir que está en un lugar seguro en el cual lo quieren y lo cuidan🏠 .